Para saber si un caballero realmente sabe vestir, debemos empezar por darle un vistazo a sus pies, específicamente a los zapatos. Y es que, por más que luzca el traje más caro de la ciudad, si lleva puesto un par de mocasines, destruyó su look por completo.

La regla es muy simple, para vestir correctamente, se empieza por escoger un zapato de calidad y del modelo adecuado. En el caso del traje – saco, pantalón y corbata – el zapato que se debe usar es el de pasadores, como lo llamamos en Perú, o agujetas. Siendo los modelos Oxford y Derby, los que representan este tipo de calzado.

Una regla importante es que los zapatos deben ser de color negro y completamente lisos cuando se viste un traje formal. Cabe resaltar que este traje deberá ser azul marino o negro y se vestirá para eventos muy formales durante la mañana o en celebraciones a partir de las 6 de la tarde.

Los zapatos de agujeta marrón oscuro, color suela o borgoña podrán utilizarse con trajes color plomos, azules, marrones o con trajes hechos con telas como el príncipe de gales, tweet, entre otros. Los colores de estos zapatos son ideales para el día a día en el trabajo o para ocasiones no tan formales, además, se pueden escoger aquellos que tengan algún diseño o pespuntes.

Para los menos puristas, existe un modelo de zapato que también podría lucir con los trajes de oficina o del día a día: los Monkstrap. Un zapato de dos hebillas donde el cierre recuerda al de las sandalias de los monjes europeos. Elegantísimos, un infaltable del guardarropa masculino.

Tener en cuenta que los mocasines, son y siempre serán zapatos sport. Por más finos y elegantes que sean, no se visten con trajes. Este es un error muy frecuente en nuestro país, por eso lo menciono. Un ejecutivo que cuida su imagen debe tener esto muy en cuenta.

Los zapatos deben lucir impecables y brillantes. Lo ideal es no usarlos durante más de dos días seguidos por que la piel necesita descansar. Considerar un calzador para ponerse o quitarse los zapatos, evita que se estropee el talón. Las hormas de madera para guardarlos son ideales; absorben el sudor y el olor, y evitan que la piel se agriete. Finalmente, se debe contar con un set para lustrar y mantenerlos impecables. Recordar, que en el caso de los caballeros, la elegancia empieza por los pies.